Looking for the latest stories? We're now at cironline.org

Miembros del cabildeo para la construcción incluyeron a autoridades de reglamentaciones sísmicas del estado

 

La oficina estatal a cargo de hacer cumplir las normas de seguridad sísmica en las escuelas públicas ha estado muy engranada con la industria de la construcción que regula, ha descubierto California Watch. 

Durante al menos una década, administradores principales de la División del Arquitecto Estatal fueron socios pagaderos de cuotas de un grupo de cabildeo, llamado la Coalition for Adequate School Housing (Coalición para la Vivienda Escolar Apropiada), el cual repetidamente ha cabildeado por menos reglamentación y supervisión de la construcción de escuelas.

Las autoridades de reglamentaciones de la construcción de escuelas se reunieron en conferencias, torneos de golf y cenas y realizaron conferencias informativas para el grupo de cabildeo y sus clientes en reuniones mensuales. La mayoría del grupo, conocido por sus siglas en inglés, CASH, está compuesta de arquitectos de escuelas, ingenieros de construcción, contratistas e inspectores quienes tienen proyectos que están bajo la revisión de la oficina del arquitecto estatal.

Los miembros del grupo también han incluido a los propios clientes de la industria de la construcción – incluyendo los distritos escolares de San Francisco, San Diego, San José y Pasadena – así como la División del Arquitecto Estatal, la principal autoridad de reglamentaciones de las normas para la construcción de escuelas.

Incluso se les dijo a las autoridades de reglamentaciones que los contribuyentes les reembolsarían las cuotas de membresía, según las minutas de reuniones realizadas en 1997. Los contribuyentes también pagaron el costo del puesto para la oficina del arquitecto estatal en el congreso de CASH en el 2007, según correos electrónicos que revisó California Watch.

Este entendimiento cercano duró al menos desde 1997 hasta el 2006, indican los expedientes, durante un boom en la construcción de escuelas atizado por los miles de millones de dólares en bonos estatales que aprobaron los electores.

La oficinal del arquitecto estatal por entera también estaba registrada hasta al menos el 2008 como miembro del grupo de cabildeo federal de CASH, llamado Californians for School Facilities (Californianos a Favor de Instalaciones Escolares), uniéndose con frecuencia con los que cabildean durante viajes a Washington, D.C., para reunirse con los presidentes de los comités sobre la educación en la Cámara y el Senado y con funcionarios del Departamento de Educación de los EE.UU. para presionar por más financiamiento federal para la construcción de escuelas. 

Tom Duffy, director legislativo de CASH y ex superintendente del Distrito Escolar Unificado de Moorpark, reconoció que funcionarios estatales habían sido miembros de su grupo de cabildeo. Dijo que la relación ayuda a promover “comprensión estatal y local y contribuye a la resolución de conflictos”.

“Creemos que la creación y el control autoritario de políticas estatales son contraproducentes a la posibilidad de cubrir las necesidades locales”, dijo Duffy. 

Steve Castellanos, arquitecto del estado de California del 2000 al 2005, se hizo miembro de CASH dos años después de asumir el rol de reglamentación principal en la división. Viajó a Washington con otros miembros del grupo Californians for School Facilities para cabildear, indican los expedientes.

Castellanos dijo que las autoridades de reglamentaciones se acercaron al grupo de cabildeo principalmente por su habilidad en conseguir dinero de bonos estatales y federales.

Ya que la oficina del arquitecto estatal funciona sólo con base en lo que cobra por la supervisión, las elecciones exitosas de bonos para la construcción escolar auspiciadas por CASH serían de beneficio a las arcas de la agencia, dijo Castellanos.

Administradores principales de la oficina del arquitecto del estado y del Departamento de Servicios Generales, su agencia matriz, dijeron que sería de rutina que las autoridades de reglamentaciones discutieran nuevos programas y otros temas con el grupo de cabildeo. Pero los funcionarios dijeron que no sabían que los empleados de la oficina del arquitecto estatal hubieran entrado en la organización.

“Esto nunca lo supe. … Si lo hubiera sabido, les habría dicho que desistieran. Me parece que tiene la posibilidad de ser un conflicto, y no debería ocurrir”, dijo ex arquitecto estatal David Thorman, nombrado por entonces gobernador Arnold Schwarzenegger.

Pero los documentos muestran que el mismo Thorman ha sido miembro del grupo de cabildeo. Hasta lo puso en su hoja de vida.

“Lo siento, esto no lo recordaba”, dijo Thorman en una entrevista posterior.

Thorman insistió que la relación entre las autoridades de reglamentaciones y CASH no había conllevado a la corrupción. Pero, dijo, “existe una verdadera posibilidad” que los del grupo de cabildeo hubieran “capturado” a las autoridades de reglamentaciones de escuelas.

“Lo que tienes es un sistema malogrado”, dijo Thomas.

El grupo de cabildeo tiene un presupuesto de unos $2,2 millones, indican los registros impositivos, incluyendo ingresos de unos $920.000 de su congreso anual y $550.000 de cuotas de los miembros. El año pasado el grupo pagó a su empresa de cabildeo en Sacramento, Murdoch, Walrath & Holmes, $500.000 para representar sus intereses ante varias agencias estatales, incluyendo la oficina del arquitecto estatal. 

Aun después que la oficina del arquitecto estatal dejara de pagar cuotas a CASH, la relación entre las autoridades de reglamentación y la industria de la construcción perduró.

El grupo de cabildeo se reunió con Thorman a finales del 2008 y comienzos del 2009 referente a limitar la responsabilidad legal de los distritos escolares y de los contratistas de construcción que no cumplieran con la ley Field. Un año más tarde, en agosto del 2010, la oficina del arquitecto estatal dejó de requerir que los contratistas verificaran que su obra hubiera seguido planes aprobados por el estado – un hito de la ley Field desde que se promulgó en 1933. 

Arquitecto estatal interino, Howard “Chip” Smith, quien dijo nunca haber sido miembro de CASH, dijo que los cambios simplemente eliminaron documentación innecesaria. “El informe verificado del contratista contribuye muy poco a la seguridad”, dijo.

Pero un ex ingeniero principal de estructuras para el arquitecto estatal, Patrick Campbell, dijo que sin los informes verificados, el estado pierde una importante herramienta para mantener honestos a los contratistas y que le rindan cuentas.

“Te quedas sin nada con que procesarlos”, dijo Campbell, “ si después encuentras que hicieron mal algo”.

En enero, después que California Watch comenzara a preguntar si era legal el cambio en la política, la oficina del arquitecto estatal se retractó. De nuevo se requiere de los contratistas de construcción informes de verificación.

Los vínculos entre el grupo de cabildeo y las autoridades de reglamentaciones estatales han continuado de otras maneras.

El Departamento de Servicios Generales, la agencia matriz de la oficina del arquitecto estatal, ha estado realizado talleres desde el año pasado con funcionarios claves de distritos escolares, arquitectos, ingenieros y constructores sobre la manera de reformar la supervisión de la construcción de escuelas.

Duffy, director legislativo para CASH, fue nombrado el mes pasado presidente de un comité encargado de modernizar el programa de certificación de la ley Field en la oficina del arquitecto estatal.

Esta nota la editaron Robert Salladay y Mark Katches. La corrección de texto la hizo Nikki Frick.

Comments

Comments are closed for this story.

via Twitter

© 2013 California Watch   /  development:  Happy Snowman Tech   /  design: